Nuestra historia

Si hay un dulce con el que se identifica a Lambayeque, ese es el King Kong San Roque. Un manjar difícil de olvidar en los paladares de los visitantes nacionales o extranjeros. La historia de nuestro rico dulce comienza por los años 20 del siglo pasado…

1920

Un grupo de reconocidas damas lambayecanas se preguntaron qué podrían hacer para proveer de alimentos a un grupo de pobladores de escasos recursos de la ciudad. Fue así como empezaron a elaborar dulces en la casa de doña Victoria Mejía de García. El lugar donde se preparaban los postres se encontraba ubicado en la calle San Roque (actualmente Dos de Mayo).

1933

Una de las películas más populares de la época muda fue la del gorila King Kong. Cuando este largometraje llegó a la ciudad, los pobladores lambayecanos empezaron a comparar cariñosamente el alfajor con el mono gigante. De esta forma, nació el King Kong de la calle San Roque, que se comercializaban en la tienda ubicada en la misma casa.

1943

Se inscribió la primera patente de King Kong San Roque y la familia García Mejía empezó a desarrollar otros tamaños y variedades, mezclando sabores de acuerdo al gusto de los clientes.

1970

Cuando la empresa familiar se encontraba en manos de Perpetua García, hija de doña Victoria, nació la idea de mudarse a un local más grande que permitiera fabricar un mayor volumen de dulces. El proceso productivo se trasladó, a una moderna planta ubicada en el Km. 780 de la Panamericana Norte.

1994

Incursionamos en la exportación directa.

1999

Inauguramos las primeras tiendas propias en las principales ciudades del norte peruano.

2000

Dicho gesto agradó al Señor porque seguimos creciendo bajo el mando de Jorge Piscoya Mayquen, mejorando la planta y desarrollando nuevos productos y sabores. Poco a poco, el King Kong llegaría a todos los rincones del Perú y del mundo.

Nuestra misión

Liderar la producción y comercialización de dulces tradicionales peruanos con altos estándares de calidad y constante innovación, promoviendo a la vez una cultura de servicio que genere valor a nuestros clientes, proveedores y colaboradores.

¿Cómo lo hacemos?

Nuestro proceso de producción en mucho más que eso, es una historia que comienza en 1920 y que hoy más que nunca nos llena de orgullo.

Recibe Dulces Momentos

Suscríbete para recibir consejos, promociones y descuentos

Suscríbete para recibir consejos, promociones y descuentos.